Sincronicidades en el Katún de Acuario

La conjunción Júpiter-Saturno en Acuario 2020

La Nueva Era de Acuario viene sonando con trompetas en este 2020. Uno de sus mayores llamamientos es la conjunción Júpiter-Saturno en Acuario que tendremos a fines de año.

La visión cuántica, la astrología y numerología son herramientas acuarianas para comprender y percibir «el tiempo sincrónico», a través de las “casualidades” que el Universo nos va revelando.

Solo el que esté al acecho del presente entenderá lo que quieren decir.

Como yo no estudié Física cuántica, sino Astrología y Numerología, no me queda otra que fijarme más en la “casualidades” que traen los planetas y los números. 

Por ejemplo, me llama la atención que Saturno y Júpiter estarán en el grado 0 de Acuario el 21 de diciembre de 2020, durante el Solsticio de Capricornio, la última puerta del año.

Este día el Sol entra en 0° de Capricornio. La Luna estará primero en 28° de piscis. luego entra en 0° de Aries, llegando al punto de partida del Sol mundial.

El 0° de Aries es la primera Puerta del Año, que se abre en el equinoccio vernal.

Me imagino a Saturno y Júpiter en la habitación 0° de Acuario, entre circuitos electrónicos, fórmulas matemáticas  y ordenadores holográficos, mientras se toman una «selfie» para subir en «Instagram» el arranque del Nuevo Paradigma Universal.

¿Qué es un Katún?

Saturno y Júpiter son planetas sociales. Júpiter se encarga de dictar las leyes mundiales y Saturno de ejecutarlas. Así que cuando se juntan es para plasmar durante un paquete de tiempo de 20 años los nuevos valores y sistemas de la humanidad. 

Los sabios astrólogos Mayas le llamaron Katún (recomiendo leer sobre este tema en el blog de mi profesor Tito Macia). 

Las generaciones según la Astrología

Los que van a nacer durante este Katún (2020 al 2040), seguramente por chiste le llamarán los “Cuarentennials”, ya que sus padres se vieron obligados a guardar cuarentena por la pandemia. 

Estos chiquillos, al igual que los  “Millennials” del Katún de Júpiter-Saturno en Libra (1981-2000) vienen determinados por el elemento Aire, que está asociado a las ideas en común, el movimiento, los cambios, la igualdad y la libertad.

En este momento estamos terminando un ciclo de 240 años de Katún en signos de tierra, donde los últimos 20 años fueron en tauro, los “centennials” (2000-2020).

Aunque Saturno es la experiencia que preserva lo antiguo, estará en el signo que ama lo moderno, esta combinación es como un viejo sabio auto-recluido meditando en la punta del Tibet al que le han implantado un chip de analítica avanzada de datos, inteligencia artificial y smart cities.

Lo menos bueno del cambio

La parte sombría de los nuevos modelos tecnológicos de la sociedad ya lo estamos viendo durante la pandemia, cuando los seres queridos de las personas que parten de este mundo se tienen que despedir por teléfono, por internet con suerte con cámara, porque no les permiten estar físicamente. 

Quiere decir que está surgiendo una nueva forma de relacionarnos, que puede parecer fría y distante, tomando en cuenta que no hemos salido aún del Katun de Tauro, un signo que valora lo que puede ver, tocar, oler, abrazar, besar.

La gran mutación o cambio de elemento

La gran mutación al elemento Aire, donde es primero “ver y escuchar” a través de un aparato electrónico inteligente nos parece superficial y puede puede parecer una exagerada medida restrictiva bien Saturnal, pero en función de “pensar en el resto de la humanidad” típica de Acuario.

La cosa es que Saturno es ambicioso y no hace nada sin recompensa. En Acuario la recompensa será el conocimiento científico y sus aplicaciones tecnológicas. 

Estamos pasando por “la crisis del cambio de paradigma” para lograr las nuevas tecnologías y avances científicos que el nuevo orden requiere, pero además ha de ser Globalizado, no sectorizado en algunos países o zonas, por eso la pandemia afecta a nivel mundial.

Ordenar el caos de la idea

Bueno, hablando de “Orden y de Universo”, durante un tiempo hice un curso iniciático  en la escuela EDIPO de J.L. Parise. Allí aprendí a ordenar (Saturno) el caos de la idea (Acuario) con la palabra. Aquí entra Mercurio, el planeta personal asociado con el lenguaje y las comunicaciones.

El Universo es en sí mismo “un solo verso”; que en unidad es un caos de infinitas posibilidades creativas, pero que no puede ordenarse si no es nombrado con los símbolos que, bien o mal, representan la idea lo que deseamos experimentar en nuestra vida.

Entonces: «quien tiene oídos que escuche, quien tiene ojos que vea y quien pueda decir lo que quiere experimentar que lo diga y lo suba a las redes sociales, jeje».  

¿Y quien no sepa crear su realidad con el poder de la palabra?.

Bueno, tenemos la opción de evitar quejarnos de la actual o lo viejo. Sostenernos en la incertidumbre sin generar emociones de baja frecuencia que atraigan lo mismo a nuestra vida.

También observar y escuchar que constantemente “metemos la pata” al hablar queriendo reflejar un deseo que no es coherente con lo que estamos diciendo. 

Comprobar “científicamente” con la observación de nuestro día a día que la vibración armónica o disarmónica de palabra-emoción-acción que se proyecte al Universo retornará reflejada en situaciones experimentales.

La Madre de infinitas posibilidades, la Inteligencia Cósmica (cosmos significa orden) es tan fría e implacable como Saturno en Acuario, ya que sirve a una sola ley de amor que dice: 

Pide y se te dará”, “tus deseos son órdenes”, pero si te equivocas le importa un pepino, si no aprendes a decirlo bien: 

Bendito (lo bien dicho), es en coherencia a sutiles sentimientos de paz y confianza y eso atraerás. Lo mal dicho es una maldición a tu experiencia, que es solo tú responsabilidad. 

Ehka

La masa crítica

Lo que es cambio Mundial parece más complicado, porque principalmente se sostiene de ideas malditas o benditas con las que se crea la nueva humanidad.

Con esta nueva comprensión no habrá “Dios o Diosa” para achacarle la culpa de lo que nos pase o deje de pasar, ni mucho menos serán los políticos, los ricos, los pobres, los «Annunaki», los «reptilianos», papá, mamá, el maestro, el sistema capitalista y pare de contar. 

Culpables imaginarios que tienden a ser comprendidos como efectos de la causa del mal pensar, sentir y decir del inconsciente de cada uno.

Preguntas para una reflexión consciente

¿Qué pasaría en el mundo si todos ordenamos la nueva realidad con Consciencia y Coherencia?

¿Qué sucedería en tu vida si nombraras solo lo que quieres experimentar y no lo que estás programado desde tu inconsciencia personal y colectiva?

¿Hoy somos conscientes de que el llamado Nuevo Orden Mundial es nuestra responsabilidad?

¿Crees ser parte o que puedes unirte a la masa crítica que va a transformar el mundo?

El poder de Saturno en Acuario es personal, pero se extiende a lo colectivo, es como una rayo de luz que ilumina tu mente y dices:

“Eureka” ¡lo tengo!, ya sé como es el programa de esta «Matrix» y que papel juego en ella. 

Después vendrá  el “Abrakadabra”. Que se abra la puerta con mi sabia palabra a la nueva realidad.

Subway Tunnel
Entraremos pronto a un reseteo mundial de paradigmas